11 de noviembre de 2014

Transformación de las palabras

El lenguaje verbal refleja el modo de ser de quien lo usa (en forma oral o escrita), porque con él expresa sus ideas, sentimientos y deseos.
Las palabras que conforman la lengua de un pueblo son la proyección de su cultura. Así como las personas cambian (su pueblo y sus paradigmas culturales), es natural que las palabras evoluciones a la par.
Así pues, toda lengua en uso se transforma muy lentamente; no es estática. Los hablantes de una lengua establecen mutaciones en el uso de las palabras muchas veces de forma inconsciente.

Proceso de cambio de las palabras

  1. Innovación: Un usuario de la lengua en un momento determinado comienza a utilizar alguna forma novedosa, ya sea en la pronunciación, en la gramática o en el vocabulario (creación individual). La innovación suele ser espontánea, no premeditada.
  2. Préstamo: Permite que una innovación sea conocida más allá del ámbito de su creación. Los préstamos también se dan de una lengua a otra.
  3. Difusión: Una vez que alguien empieza a usar una forma lingüística, el resto de los hablantes la escucha, la conoce y también la emplea.
  4. Aceptación: Un grupo sociolingüísticamente definido incorpora la novedad dentro de un ámbito de uso, aunque no haya una aprobación normativa ni mayoritaria del nuevo uso.
  5. Supervivencia: Ya sea por necesidad o por prestigio, el cambio trasciende al grupo lingüístico que lo incorporó a la lengua y el tiempo lo consolida.
Tipos de cambio

Fonético: Cambio en la pronunciación.
Morfológico: Cuando el cambio fonético resulta generalizado, se da el cambio en la escritura. Todo cambio morfológico implica necesariamente un cambio fonético.
Semántico: Cambio de significado. Cuando una palabra recibe un uso diferente al convencional, pueden surgir multiplicidad de significados para una misma palabra (polisemia) o puede verse reducido, ampliado o alterado el significado original de una palabra. Entre las causas de los cambios semánticos, podemos mencionar las analogías producidas por influencias psicológicas y sociales, las transformaciones de los hechos y las cosas, el influjo de sentimientos humanos, las influencias idiomáticas, las variaciones conceptuales.


Tipos de significado

Significado etimológico: Es el significado preciso con el que surge una palabra, el significado primero, el original. La palabra puede surgir con un sentido natural (sentido exacto y objetivo de una etimología) o con un sentido metafórico (aspecto figurado o imaginativo, sentido traslaticio, etimología "fantasiosa").
Significado adquirido: Surge a partir de las necesidades de los usuarios de la palabra. El primer significado puede verse alterado, ampliado o reducido, incluso puede perderse el sentido original de un término.